Los Modelos Ink Hunter Master son un láser cosmético de Nd:Yag Q-Swichted con una longitud de onda 1064 nm ideal para la eliminación de tinta negra de la piel. Además cuentan cuentan con un filtro KTP para afectar a un rango mas extenso de colores, pudiendo eliminar hasta colores rojos, azules y marrones, dependiendo de su grado de intensidad.

La energía del láser se focaliza en los puntos de la piel donde haya tinta y después de haber elegido una potencia y filtros adecuados se proyecta en la piel. Los pigmentos absorben la energía y estallan rompiendo la cápsula donde se encuentran alojados. Los restos de pigmentos que hayan vuelto a quedar libres en el cuerpo serán eliminados por el sistema linfático.

Harán falta de 3 a 12 sesiones para eliminar completamente el pigmento con el modelo Ink Hunter Master, que es el que utilizamos nosotros, aunque con 2 sesiones podremos dejar la piel preparada para volver a tatuar encima (cover up).